//Cafés gran reserva

Cafés gran reserva

El Kopi Luwak y el Jamaica Blue Mountain son dos de las variedades más exclusivas. De su fusión surge un café de autor, de David Cooper, para los paladares más sibaritas. Y es que no todo el mundo está dispuesto a pagar 60 euros por una taza.

El café es una de las bebidas más populares y consumidas en todo el mundo, pero no todas las variedades son iguales. Algunas marcan la diferencia y se elevan, por su singularidad, a la categoría de la máxima selección. Encabezando esta lista se encuentra el café Kopi Luwak, el más caro del mundo, un kilo puede costar unos 900 euros. Este manjar procedente de Indonesia también es uno de los más difíciles de encontrar, ya que solo está disponible en centros altamente especializados y no en todas las épocas del año, dada su escasa producción.

La peculiaridad de este café está en su proceso de obtención. Antes de ser tostados, los granos son ingeridos por el luwak (también llamado civeta de Indonesia), un animal que instintivamente se alimenta solo con los mejores granos de café, expulsando posteriormente el grano sin digerir, aunque sí modificado químicamente. Fruto de este proceso se reduce el amargor del café, otorgándole un sabor dulzón y acaramelado y un aroma único. Así, muchos expertos lo valoran como el mejor café del mundo.

Otro de los cafés más selectos del mundo es Jamaica Blue Mountain. Su escasa producción en las altas Montañas Azules Jamaicanas (a una altura de 2.000 metros), hace que sea otro de los más cotizados del planeta y apto solo para unos cuantos privilegiados. Y es que su precio es de unos 112 euros el kilo. Se caracteriza por tener un sabor suave, con un toque afrutado delicioso; por su escaso contenido de cafeína; y por el perfecto equilibrio entre aroma, cuerpo y acidez.

De ahí que el café más exclusivo sea precisamente el obtenido a partir de estas dos variedades, Kopi Luwak y Jamaica Blue Mountain. Bautizado con el nombre de “Café Raro”, se trata del máximo exponente de los cafés de autor. Creado por David Cooper, solo se puede encontrar en las más prestigiosas tiendas gourmet, o degustarse ya preparado en el prestigioso centro comercial londinense Peter Jones, siempre que se está dispuesto a pagar más de 60 euros por la taza.