//Ciudades donde vivir es un lujo

Ciudades donde vivir es un lujo

Las ciudades escandinavas y las japonesas encabezan el ranking de aquellas con el coste de vida más elevado, según el estudio anual de Economist Intelligence Unit. En tema de vivienda, de acuerdo a Mercer, la más cara es Luanda.

¿Cuál es la ciudad más costosa del mundo para vivir? A tenor del último informe elaborado por Economist Intelligence Unit y publicado por Forbes, valorando para ello un amplio número de variables como los gastos básicos y los principales servicios, Zúrich se alza como la urbe con el mayor coste de vida, desbancando del podio a las japonesas. Eso sí, la ciudad suiza, aunque sea la más cara, también está considerada con una de las urbes con mayor calidad de vida del planeta, es decir, los precios son acordes al poder adquisitivo de sus habitantes. En 2012 se situaba, tras Viena, como el mejor destino para vivir en un análisis de Mercer que estudiaba aspectos políticos, económicos, socio-culturales, de salud pública, de transporte, de recreación y de vivienda, y hasta en dos ocasiones ha recibido galardones por ser el mejor sitio. Centro financiero y cultural de Suiza, se ha convertido en polo de atracción de los inversores europeos.

Si Zúrich tiene precios elevados, en la capital de Japón y núcleo financiero, político y cultural del país nipón, tampoco hay mucha diferencia. Tokio se sitúa en segunda posición con un PIB de 1.315 mil millones de dólares y un fuerte motor económico basado en el turismo.

También la japonesa Osaka, la tercera más grande del país, ocupa un puesto relevante en el ranking: el cuarto. No obstante, está precedida por Sidney, la tercera ciudad del planeta con el nivel de vida más caro.

Las ciudades suizas (Ginebra, Zúrich y Berna), y la capital japonesa también se sitúan entre los primeros puestos del informe elaborado por la consultora Mercer. Bajo el título “Estudio sobre el coste de la vida”, la empresa analiza más de 200 precios, tomando como referencia a Nueva York y dando especial relevancia, a diferencia de Economist Intelligence Unit, al precio de la vivienda. No en vano, la investigación está enfocada a valorar la inversión que las compañías requieren a la hora de enviar a sus empleados a ciudades de otros países.

De este modo, con un precio medio del alquiler mensual de más de 11.000 euros en el caso de una habitación de lujo de tres habitaciones y más de 48.000 si se trata de un apartamento de dos habitaciones sin amueblar, la ciudad angoleña de Luanda, corona la clasificación. Y es que, como explica Mercer, pese a ser uno de los principales productores de petróleo de África, Angola es un país pobre –el 80% de la población vive en situación de pobreza–, “pero muy caro para los expatriados, ya que los bienes de importación pueden ser muy costosos. Además, encontrar un lugar seguro para vivir y que responda a los estándares de los expatriados puede ser todo un reto y muy caro”.

Tras la ciudad africana, Moscú (Rusia), Tokio (Japón), Yamena (Chad), Singapur y Hong Kong completan los primeros puestos del estudio de la consultora. Seguidamente, el informe coloca, pese a la subida moderada de los precios del alojamiento en ellas, a Ginebra, Berna y Zúrich.

Por su parte, Nueva York es la más cara para vivir de América por el incremento de los precios del alquiler, bajando puesto las urbes canadienses por la devaluación del dólar canadiense frente al estadounidense y la subida moderada de los precios de bienes y servicios; mientras que la australiana Sidney es la más cara de Oceanía.