//Comida ‘gourmet’ sobre ruedas

Comida ‘gourmet’ sobre ruedas

Los food trucks se instalan en España como uno de los últimos fenómenos del panorama gastronómico ofreciendo ‘alta cocina callejera’.

Cuando uno piensa en ‘food truck’ la primera imagen que viene a la cabeza probablemente sea la de un camión sirviendo perritos calientes en cualquier ciudad de Estado Unidos. Y es que estos bares rodantes cuentan con una gran tradición en el país americano, donde prácticamente forman parte del escenario. Pero no todo es ‘comida rápida’, mucho de estos establecimientos móviles están tendiendo hacia la profesionalización incorporando elementos gourmet en su cocina. Ya no se trata de puestos callejeros sino de atractivos establecimientos donde todo está cuidado y muchos de los cuáles están avalados por chefs de renombre internacional como el Pepe Food Truck de José Andrés, que ronda las calles de Washington ofreciendo selectos bocadillos de escalivada.

Precisamente este enfoque centrado en la ‘alta cocina de calle’ es el que está triunfando fuera de las fronteras estadounidenses. Así, México, Cánada, Londres o incluso Francia, la cuna de la gastronomía más refinada (donde entre otras muchas iniciativas el chef del Café Gourman de Burdeos, Bruno Oliver, regenta el By Oliver Truck) han sucumbido a la comida viajera.

También en España encontramos un significativo despliegue de este tipo de restaurantes, eso sí, de momento sólo en ferias y eventos, ya que la legislación prohíbe su salida a las calles. Se trata de camiones, camionetas, caravanas o furgonetas con mucho encanto, en las que predomina el estilo vintage, míticos modelos de vehículos (Wolswagen Kombi y T2) y un diseño retro y llamativo. Un ejemplo claro de ello es La Creperie de Mariöne, una de las primeras roulottes que apostó por este modelo de negocio en España, recreando un decorado pin-up que no sólo ofrece servicios de comida, sino también de photocall.

En cuanto a la gastronomía prima la calidad y la creatividad con apuestas que van desde cocinas tradicionales y típicas de la tierra como los bocadillos de jamón ibérico puro de bellota de la Jamoneta de Sánchez Romero Carvajal o la amplia variedad de croqueta (más de 25) de Reina Croqueta, hasta otras más innovadoras como Rolling Pita y su comida cien por cien ecológica o los selectos platos de Chifa, donde se puede degustar desde una sopa de miso con choclo y mejillones de roca, a empanadas de pollo y cuitlacoche.

Por su parte, el restaurante gallego Alborada, que cuenta con una estrella Michelín, adapta la alta gastronomía a la streef food ofreciendo delicias como cigalas rebozadas con mayonesa con soja y un toque picante y convirtiendo el pulpo en un plato de calle. También bajo esta filosofía centrada en dotar de sofisticación a la comida de calle se mueven Caravan Made, un ‘food truck’ especializado en sándwiches gourmet como demuestra su creación green glory, a base de queso, mozzarella, verduras saltadas, champiñones y pesto de albahaca.

Esta cuida propuesta gastronómica, hace que los ‘food trucks’ se conviertan en uno de los últimos gritos del momento y en una opción irresistibles para los amantes de la innovación culinaria.