//Dormir sobre el cráter de un volcán

Dormir sobre el cráter de un volcán

Uno de los alojamientos más originales del mundo se encuentra cerca de Quito. Descubre por qué es el lugar favorito de las más altas personalidades de los gobiernos mundiales.

Los viajeros más aventureros siempre buscan nuevas experiencias. Además de llevar a cabo prácticas al aire libre cargadas de adrenalina, también esperan encontrar un alojamiento poco convencional.

Uno de los hoteles que hará las delicias de estas personas por su original ubicación es el Hotel El Cráter, a 20 minutos de Quito. Este alojamiento, situado en plenos Andes ecuatorianos, ha sido construido en el mirador del cráter del Pululahua. Este impresionante lugar se caracteriza por ser el cráter volcánico más grande y el único habitado del mundo. Decenas de familias dedicadas a la agricultura y la ganadería viven pendientes de que el gigante no despierte en cualquier momento.

Los amplios ventanales con los que cuentan las suites del Hotel El Cráter ofrecen unas impresionantes vistas al bellísimo paisaje de la Ciudad Mitad del Mundo y del valle que se formó dentro del cráter tras la última erupción, hace 2.500 años. Para disfrutar con plenitud de las vistas hay que buscar el momento adecuado, debido a que gran parte del año está cubierto por densas nubes. No en vano, Pululahua significa en quichua ‘humo de agua’.

La construcción del hotel se realizó con materiales de la zona, lo que le da un aspecto en total armonía con el paisaje. Este alojamiento cuenta con ocho suites ejecutivas de lujo y cuatro habitaciones estándar. Cada suite está equipada con una cama king-size, balcón, pantalla led, cine en casa, una salita y baño completo con tocador adicional.

Por su parte, el Restaurante El Cráter tiene la peculiaridad de permitir a los comensales disfrutar de una vista de 360 grados. Este espacio cuenta con cuatro salas, cada una con un ambiente y vista diferentes de un entorno que va cambiando su aspecto según el momento del día.

La experiencia se completa con su famoso Spa, con tratamientos inspirados en los cuatro elementos de la naturaleza: el aire, el agua, la tierra y, cómo no, el fuego. La fusión de estas fuerzas con el arte se puede observar en la galería Magma Arte, un espacio alternativo de exhibición de arte plástico y visual de diversos artistas ecuatorianos.

En un lugar tan especial, situado entre los dos hemisferios de la Tierra, se han alojado diversas personalidades en sus 22 años de historia. Entre sus famosos huéspedes destacan el Rey de España, Felipe VI, Hugo Chávez o Michel Bachelet.