//El huerto urbano se convierte en el hobby de la temporada

El huerto urbano se convierte en el hobby de la temporada

Plantar y cosechar hortalizas, especias y frutas es una de las tendencias ecológicas que más impulso está teniendo entre los urbanitas.

El interés por los alimentos biológicos y la preocupación por una alimentación saludable han puesto de moda los huertos urbanos. Así, cuidar hortalizas, frutas o especias ha pasado de ser un trabajo propio de los agricultores a una afición en auge. El ‘huerting’, nombre con el que se ha bautizado a esta práctica, se ha unido a la jardinería, la gastronomía o al ciclismo como uno de los temas que más atraen a los hipsters.

Y es que, lejos de lo que se pueda pensar, no es necesario disponer de un amplio jardín o vivir fuera de la ciudad para cultivar este tipo de plantas. Para disfrutar de este hobby sólo es necesario disfrutar de un pequeño espacio en la terraza o el balcón de cualquier piso urbano. De hecho, es en dichas localizaciones donde está cobrando más fuerza, imponiéndose como pequeños espacios verdes de los edificios de Madrid y Barcelona.

El auge de esta tendencia ha dado lugar a la proliferación de todo tipo de artículos enfocados a la creación de huertos en casa dentro de las tiendas especializadas en jardinería y decoración. Tal es el caso de AKÍ donde se pueden encontrar semillas, substrato, todo tipo de riegos, herramientas de horticultura y, por supuesto, distintos modelos de semilleros acordes a las propuestas estéticas del momento. No en vano, los huertos urbanos también suponen una tendencia en materia de decoración exterior. No hay que olvidar que estos brotes verdes son pequeños oasis en medio del asfalto de la ciudad.

Además, el furor de los huertos urbanos ha dado lugar al surgimiento de talleres donde se ofrecen lecciones básicas de horticultura, orientadas a aportar los conocimientos básicos sobre la instalación y mantenimiento de este tipo de infraestructuras. Al menos, ese el objetivo de los talleres programados para los meses de mayo y junio por el colectivo Germinando.

La popularidad de este hobby se debe, entre otros motivos, a que es una manera fácil y accesible de relajarse que no requiere excesivo tiempo y que se puede realizar en el propio hogar. A ello suma la posibilidad que ofrece de estar en contacto con la naturaleza dentro de la ciudad, el aprendizaje paulatino y divertido de la agricultura, su vertiente ecológica, y la satisfacción que se obtiene de los resultados: una cosecha propia y natural

Si bien, debido a sus pequeñas dimensiones, los huertos urbanos no permiten el auto abastecimiento, si ofrecen el aliciente de disfrutar de vez en cuando de alimentos cien por cien naturales criados por uno mismo. De hecho el reducido espacio de estas instalaciones hace que los tomates, los ajos, los rabanitos o las especias sean las plantas más escogidas por los hortelanos urbanos.

Sin duda, en un momento en el que la preocupación por la sostenibilidad cada vez es más relevante, el componente medioambiental ha sido decisivo para su éxito. De hecho, fue lo que motivo el nacimiento de esta práctica en Estado Unidos y Australia y su posterior extensión a los países nórdicos, y ahora a España.