Aviación privada y Helicópteros

 


Reportaje

'Jets' particulares: el límite es el cielo

El mundo se ha hecho pequeño y las distancias ya no se miden en kilómetros, sino en el tiempo que necesitamos para sobrevolar las nubes, cruzar continentes y llegar hasta nuestro destino.


Fue la localidad valenciana de Paterna la que, el 5 de septiembre de 1909, tuvo el honor de acoger el primer vuelo a motor realizado en territorio español. Difícilmente pudo su piloto –o los mismísimos hermanos Wright– imaginar el papel que estos pájaros de metal iban a jugar en nuestro mundo. Un siglo más tarde la evolución de la aeronáutica ha convertido a estos aparatos en un elemento más del paisaje cotidiano, un medio de transporte habitual para millones de personas y un capricho para aquellos que pueden permitirse poner uno a su nombre y evadirse de las rígidas normas de las aerolíneas.

Realeza, jefes de Estado, multimillonarios, artistas, hombres de negocios, grandes empresas... lo selecto del público dispuesto a adquirir aviones privados hace que la competencia sea encarnizada y que las marcas especializadas en desarrollar este tipo de vehículos cuiden cada detalle.

Aunque la última gran cita del sector tuvo lugar en febrero de 2010 en Singapur –que constituye la principal feria aeroespacial del continente asiático–, la favorita de los europeos y la más relevante para la industria en el Viejo Continente continúa siendo el European Business Aviation Convention and Exhibition (EBACE), que suele celebrarse en el mes de mayo en Ginebra (Suiza). Se trata de la mejor opción para ver de cerca los últimos avances de las compañías reinas del mercado. La tercera gran reunión anual, la NBAA’s Meeting & Convention, tiene lugar en octubre en la ciudad de Atlanta (Estados Unidos).

Según las necesidades

Los expertos recalcan, sin embargo, que lo más importante a la hora de adquirir un jet privado es tener en cuenta las propias necesidades. Los elevados costes de estos aparatos hacen que errar en la elección salga muy caro, de modo que la primera cuestión es determinar para qué se quiere el avión y, después, concretar la capacidad y la autonomía de recorrido necesarias.

Superada esa fase toca revisar el catálogo de las grandes del sector: la francesa Dassault, la canadiense Bombardier, las estadounidenses Gulfstream y Cessna, la británica Hawker Beechcraft o la brasileña Embraer, entre otras.

Los que les proponemos son algunos de los favoritos de expertos, pilotos, empresas y pasajeros.


¿Te ha gustado 'Jets' particulares: el límite es el cielo?

Compártelo en

Más sobre Coches, Barcos y Aviación:
'Jets' particulares: el límite es el cielo
Publicado el 25/06/2010 en Coches, Barcos y Aviación por Vicky Ramos
Artículo leído 4131 veces.


Diseño y Desarrollo :      Internet Factory