Balnearios y Spas

 


Reportaje

Masajes con vino, chocolate, miel o sidra

Balnearios y spas se apuntan a la moda de los masajes con alimentos. Las propiedades del vino, el chocolate o la miel son determinantes en los masajes contra el estrés, para dormir, suavizar la piel o mejorar puntos específicos de nuestro cuerpo.


El uso de aceites perfumados en los masajes es cosa del pasado. A los balnearios y spas están llegando los alimentos para completar con sus propiedades los beneficios de amasar el cuerpo con las manos. Vinoterapia y chocolaterapia son las más demandas porque oxigenan la piel y la rejuvenecen.

La sidroterapia es una de las últimas técnicas descubiertas por los masajistas. Utiliza productos que tienen como origen la sidra y otros derivados de la manzana. Hay estudios que evidencian las propiedades antioxidantes de la manzana. Los polifenoles y la vitamina E en los productos cosméticos que la contienen combaten el envejecimiento, aumentan la vitalidad celular, renuevan la piel y aportan un efecto tensor en las zonas flácidas.

Vino y aceite sobre la piel

Antes y después del verano es conveniente darse un buen masaje con aceite de oliva para nutrir la piel y reparar las agresiones del aire y el sol. Lo utilizaban los atletas griegos antes del siglo V para relajar su musculatura y aumentar su rendimiento, y Galeno descubrió que mezclado con agua y cera vegetal era eficaz para suavizar la piel. Los médicos recomiendan el aceite de oliva virgen para prevenir el envejecimiento por el papel que juega en la síntesis del colágeno. ¿Alguien da más? Recomendado durante todo el año para pieles desnutridas.

La vinoterapia combinada con el enoturismo es uno de los atractivos turísticos ofrecidos por La Rioja. En la comunidad hay centros especializados que aprovechan las propiedades terapeúticas de la uva para mejorar la piel. El aceite utilizado en la vinoterapia contiene pepitas de uva, ricas en sustancias antioxidanes y vitamina E. Previene el envejecimiento, refuerza las paredes y capilares del sistema circulatorio y protege las venas y las arterias.

Del panal a la epidermis

Los babilonios ya utilizaban mascarillas con miel para la cara. Luego se empezó a añadir a jabones y cremas. Lo último es aplicarla directamente al cuerpo para aprovechar al máximo sus propiedades emolientes e hidratantes. Combinada con almendras y limón, actúa como humectante y exfoliante en talones, rodillas, codos y manos. La miel y el yogurt mezclados purifican la epidermis.

El chocolate es hidratante, nutriente, desintoxicante y, en contra de lo que siempre se ha pensado, antiacné. Se aconseja consumirlo para calmar la ansiedad y el estrés, pero también aplicarlo en partes dañadas de nuestro cuerpo mediante un masaje por las propiedades regenerativas de los minerales que contiene. La chocolaterapia es apta para todo tipo de piel.

Benéficas huevas de esturión

El caviar aumenta la oxigenación y estimula la actividad celular en la piel, contribuyendo a la elasticidad y a la hidratación de nuestro más preciado envoltorio. Dado el elevado precio de estas huevas de peces, es diluido en un gel y resulta especialmente recomendado para quienes tienen la piel muy seca o dañada por el sol. También es antiedad y ayuda a alisar la epidermis, igualando las arrugas de expresión.


¿Te ha gustado Masajes con vino, chocolate, miel o sidra?

Compártelo en

Más sobre Salud y Bienestar:
Masajes con vino, chocolate, miel o sidra
Publicado el 15/07/2010 en Salud y Bienestar por Susana Aretio
Artículo leído 7782 veces.


Diseño y Desarrollo :      Internet Factory