//La segunda vida del correo electrónico empresarial

La segunda vida del correo electrónico empresarial

Pese a la creciente importancia de WhatsApp o Facebook en nuestras vidas, el correo electrónico sigue manteniendo su hegemonía en la comunicación empresarial por su versatilidad, seguridad y eficacia.

Una cuenta de email es como nuestro DNI digital, ya que sin ella no podremos acceder a ningún servicio o plataforma y, en la mayoría de los casos, servirá para identificarnos. Si para nuestra vida diaria (digital) el correo electrónico es esencial, en el mundo profesional llega más lejos: hoy en día es inconcebible un profesional que no disponga de una cuenta de correo, y en la mayoría de las empresas se exige que los empleados cuenten con una cuenta corporativa.

Una tendencia creciente es la de profesionales freelance: no pertenecen a ninguna empresa, pero trabajan para ellas. En estos casos, el profesional no dispone de más cuentas de correo electrónico que las personales, pero a menudo no representan la seriedad y profesionalidad que se demandan en el mundo laboral (son las típicas direcciones con nuestro año de nacimiento, nuestro alias, etc.). Es imprescindible separar la vida personal de la profesional, por lo que siempre se aconseja tener una dirección de correo electrónico exclusiva para asuntos profesionales. Para crear una cuenta profesional, sigue estos pasos y podrás tener, incluso, una dirección de correo electrónico con tu propio nombre de dominio, lo que aportará una imagen de seriedad que te ayudará a abrirte puertas en el mundo empresarial. Estos servicios se activan en pocos minutos, tienen precios muy competitivos y proporcionan beneficios de marca personal muy valorados en la actualidad, ya que tener un buen currículum digital es la primera garantía para triunfar.

Muchos profesionales, conscientes de que su vida profesional y sus contactos perdurarán más allá de su estancia en una empresa en particular, prefieren utilizar una cuenta de correo ajena a las compañías para las que trabajen. Así, si abandonasen su empresa mantendrían sus contactos. Sin embargo, para aquellos que usen una cuenta corporativa es esencial conocer que el control de los contenidos es del empleado, y no de la empresa. Estos aspectos legales son importantes para ayudar al empleado a proteger la privacidad de sus comunicaciones, incluso cuando actúe con una cuenta de email propiedad de la empresa.

En los últimos años ha habido mejoras en la gestión del spam, se ha reforzado la seguridad, la tasa de éxito en los envíos alcanza prácticamente el 100%, se pueden enviar archivos más pesados… Es una segunda vida para el invento de Raymond Tomlinson, fallecido en marzo de 2016. Además, con la llegada de los dispositivos móviles, el correo electrónico es un medio de comunicación instantáneo y potente, ya que está sincronizado con todos los aparatos que utilizamos a diario, lo que permite realizar una gestión permanente desde cualquier lugar.

Gracias a las nuevas tecnologías es también más sencillo gestionar mejor nuestro correo profesional. Hay multitud de opciones para una gestión eficiente del correo electrónico profesional, por lo que cada usuario o empresa deberá valorar sus necesidades reales y escoger uno de los servicios más adecuados. Basta una búsqueda en cualquier tienda de aplicaciones para encontrar plataformas que ayuden a ganar eficiencia.