//La vuelta al mundo de más de un millón de euros

La vuelta al mundo de más de un millón de euros

VeryFirstTo.com ofrece el viaje más caro del planeta, un recorrido de dos años por más de 150 países, disfrutando de un “todo incluido” que cuenta con los servicios más exclusivos.

¿Cuánto estaría dispuesto a pagar por conocer los lugares más impresionantes del planeta? Si el dinero no es un problema para usted, y dispone de más dos años libres para poner rumbo a lugares de ensueño, puede disfrutar del paquete ‘The Ultimate Journey’ que ha lanzado la web especializada en viajes de lujo y experiencias a medida VeryFirstTo.com. Valorado en 1,1 millones de euros (unos 550.000 euros por persona), propone un recorrido para dos por 157 países para visitar los 962 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

De este modo, estas vacaciones de lujo, probablemente las más costosas diseñadas hasta la fecha, trasladarán al viajero a Angkor Wat, el Machu Picchu, el Parque Nacional Iguazú, el Taj Mahal, las pirámides de Egipto, la catedral de Aquisgrán en Alemania, el centro histórico de Cracovia, las islas Galápagos de Ecuador o el Parque Nacional Yellowstone, entre otros míticos emplazamientos. Por supuesto, todos los traslados se realizarán en clases preferentes y los alojamientos tendrá lugar en algunos de los hoteles más exclusivos del planeta, como son el Sandy Lane de Barbados, el Hotel George V de París, el Plaza de Nueva York, el Cipriani de Venecia, el Ritz-Carlton en Moscú, o el Taj Mahal Palace en Mumbai. Además, no faltarán experiencias únicas. No se podía esperar menos de una agencia como VeryFirstTo.com, que ha diseñado viajes al espacio, peculiares y millonarias degustaciones gastronómicas o la posibilidad de disfrutar durante un año de un coche de lujo por semana.

De momento, según publicaba el diario “The Telegraph”, parece que dos personas, un estudiante chino y un empresario italiano, están interesados en esta aventura turística, no exenta de dinamismo. Y es que visitar 962 sitios en dos años no incluye tiempo para las demoras.

El fundador de la empresa, Marcel Knobil, destacaba la calidad-precio del viaje “teniendo en cuenta lo mucho que algunas personas están dispuestas a pagar por una o dos semanas de vacaciones”. El único problema de la propuesta es el tiempo libre necesario para poder disfrutar de unas vacaciones que prometen ser únicas.