//Las ventas de coches de lujo se disparan

Las ventas de coches de lujo se disparan

La fiabilidad de las marcas premium ha dado lugar a un creciente mercado de segunda mano donde encontrar, a precios más asequibles, vehículos perfectamente equipados y en excelente condiciones.

Los vehículos de lujo levantan pasiones. Prueba de ello es que durante el primer trimestre del año, y en plena crisis económica, el segmento de los automóviles de alta gama ha experimentado un crecimiento del 35,9% en España. De hecho, en los últimos ocho meses Maserati ha aumentado sus ventas un 400%, Infiniti un 110% y Lexus un 30%. Más sorprendente aún fue la venta en febrero a un comprador español de una unidad del deseable Bugatti Veyron que, con un precio superior a 1.600.000 euros, es uno de los más caros del mundo.

Al margen de estas cantidades que sólo se pueden permitir las grandes fortunas, existe un mercado muy amplio en el que cada vez hay más cabida para el consumidor medio gracias al floreciente número de establecimientos de venta de vehículos de lujo de segunda mano. En ellos es posible hacerse con modelos míticos como el Audi A3</a href>, el BMW Serie 4, o el Lexus LFA. Con precios más económicos, en perfectas condiciones, muy bien equipados, y con las mismas prestaciones que los vehículos nuevos, los coches usados gozan de una gran popularidad. De hecho, para siete de cada diez españoles se convierten en la primera opción de compra, según datos de GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor).

En las marcas premium la fiabilidad de los vehículos predomina y se convierte en un aliciente más para adquirir una pieza en el parque automovilístico de ocasión. Entre los fabricantes más fiables, según publicaba el portal AutoBild.es</a href> haciendo referencia a un ranking de Consumer Reports, la mayor organización de consumidores del mundo, se encuentran: Audi, Lexus o Infiniti.

Otro de los factores que ha fomentado el crecimiento del comercio de segunda mano de artículos de alta gama es que permite al consumidor deshacerse de aquello que ya no necesita y adquirir algo nuevo a buen precio. De ahí que esta tendencia no se centre exclusivamente en el ámbito del automóvil, sino en todos los segmentos del sector del lujo y, especialmente, en el ámbito de la moda, donde los artículos retro y vintage se han convertido en los más preciados</a href> del momento. Asimismo, han surgido numerosas tiendas online donde se pueden adquirir complementos y prendas de ropa seminuevas de las firmas más prestigiosas. Y es que el lujo se lleva, pero de segunda mano.