//Lujo sostenible en Tailandia

Lujo sostenible en Tailandia

El complejo hotelero Six Senses Yao Noi tiene un compromiso con el medio ambiente y la salud de sus huéspedes.

Las vacaciones paradisíacas están garantizadas si tu destino es Tailandia. Sin embargo, hay personas con una gran conciencia ecológica que rechazarían un alojamiento si tuviera un impacto negativo para el medio ambiente y los habitantes de la zona.

Por suerte, aún es posible encontrar complejos turísticos respetuosos con el entorno. El alojamiento de lujo Six Senses Yao Noi en la impresionante bahía de Phang Nga, es un lugar en el que el visitante puede disfrutar de sus numerosos acantilados y sus aguas cristalinas con la conciencia tranquila. El exclusivo resort centra sus esfuerzos en lograr la eficiencia energética, la gestión inteligente del agua y los residuos, y la protección del paraje natural.

Las lujosas villas individuales se mimetizan perfectamente con el paisaje. Cada choza ha sido construida con madera local y en el jardín se plantaron árboles frutales autóctonos. El diseño abierto de las construcciones permite la circulación del aire para que los huéspedes no necesiten utilizar el aire acondicionado. La sensación de estar en plena naturaleza se logra desde la llegada, ya que el visitante debe atravesar un sendero natural en medio del bosque de manglar.

La Política de Sostenibilidad Ambiental Six Senses Yao Noi se completa con una vertiente social. Además de reclutar a los habitantes de la zona como personal, también ha financiado programas para aprender inglés y dotar a los estudiantes de todas las habilidades que les puedan ser útiles en el futuro.

 

Alimentación saludable

El apoyo a la comunidad local incluye los productos autóctonos. Los huéspedes del Six Senses Yao Noi pueden disfrutar de alimentos frescos obtenidos en sus huertos y granjas orgánicas.

Los vegetales y las hortalizas son ingredientes básicos en su cocina, mientras que plantas como el aloe vera se envían al Six Senses Spa Village para elaborar productos de bienestar.

Los huéspedes desayunan cada mañana los huevos frescos, la leche, los yogures y el queso que producen los pollos y las cabras en sus granjas. Para completar la comida más importante del día, se recoge la miel con una técnica especial para no dañar las colmenas de abejas.