//Nueva York, el paraíso del maquillaje

Nueva York, el paraíso del maquillaje

Sus tiendas atesoran las marcas más difíciles de encontrar y los artículos más novedosos. La ciudad constituye un auténtico escaparate donde encontrar casi cualquier cosa que se desee.

Ir de compras constituye una cita obligada para aquellos que visitan Nueva York. Y es que en ‘la ciudad que nunca duerme’ se puede encontrar de todo, y para todos. Desde las boutiques de lujo de la Quinta Avenida al emblemático Bloomingdale’s en Midtown Manhattan, pasando por el Mercadillo de Brooklyn la oferta de tiendas, mercadillos, almacenes y centros comerciales se dibuja infinita. Por ello constituye una meca para las amantes de las últimas tendencias no sólo en materia de ropa, zapatos y complementos, sino también de maquillaje. Y es que en Nueva York se puede adquirir antes que en cualquier otro destino los últimos productos de las firmas más prestigiosas, ediciones limitadas de cosméticos o incluso marcas que no llegan a Europa o que son muy difíciles de localizar, como los productos de Kevyn Aucoin. De hecho, hace poco más que una década MAC, Bobbie Brown o NARS eran inaccesibles en España.

Así, no es de extrañar que la primera colección de maquillaje de Marc Jacobs, ‘Boy tested, Girl approved’, que no estará disponible hasta la primavera en Europa, ya esté en la popular tienda de Sephora de la Quinta Avenida, o que las lujosas pestañas postizas de oro y diamantes de Kre-At Beauty sólo pudiesen comprarse en Barney’s.

Cada temporada sobre las pasarelas de los principales desfiles no sólo se muestran las últimas tendencias de la moda, sino también las pautas, al margen de las excentricidades que no faltan en dichos días, en materia de peluquería y maquillaje. Por supuesto, entre estas citas la Semana de la Moda de Nueva York constituye uno de los principales referentes. No en vano, los maquilladores más prestigiosos (perteneciente a firmas de la talla de NARS, MAC o Lancôme) desvelan en dicho evento sus últimas colecciones.

También Nueva York, una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, ha sido la impulsora de grandes figuras del maquillaje como François Nars o Shane Paish, y es la sede de la IMATS, la feria internacional de los artistas del maquillaje.

Además, en sus calles se distribuyen algunas de las boutiques más emblemáticas del sector, como la mítica MAC de Times Square, donde se exponen de manera espectacular todos los artículos de la firma. De ahí, que la Gran Manzana sea uno de los principales escaparates de maquillaje del mundo.

Dentro de la amplia variedad de recorridos ‘shopping’ que plantea la ciudad, existe una serie de paradas casi indispensables. Entre ellas está cualquiera de las tiendas de la cadena Sephora, donde no sólo se pueden adquirir productos que no han llegado a Europa, sino probarlos y dejarse aconsejar por sus profesionales.
Sin duda, la primera tienda de NARS, ubicada en Bleecker Street del West Village de Nueva York; la majestuosa tienda de MAC en Times Square; el local de Inglot en Broadway; el establecimiento de Benefit Cosmetics en la misma zona, una de las marcas de más furor entre las estadounidenses; o la cuidada boutique de Make Up for Ever constituyen otros de los templos de las amantes del maquillaje.

En el listado no faltan tampoco Barney’s, uno de los almacenes más emblemáticos de la urbe, donde se puede encontrar un exclusiva variedad de cosméticos de lujo. De igual modo, también en Bergdorf Goodman la selección de productos es impecable (Chanel, Donna Karan, Estee Lauder, etc.).

Por su parte, Saks Fifth Avenue y Bloomingdale’s ofrecen una de las ofertas más variadas. Será difícil decidir con que producto quedarse.