//Prepárate para la nieve o para el look más chic del invierno

Prepárate para la nieve o para el look más chic del invierno

El estilo Après Ski se sitúa como una de las tendencias más populares de la temporada tras deslizarse desde las pistas de esquí hasta las pasarelas.

Con la llegada de la nieve, las pistas de esquí se convierten en el mayor escaparate del denominado estilo Après Ski: prendas con aires alpinos combinadas con otras muy deportivas que buscan ser la vestimenta ideal para ir cómodo y calentito, pero sin renunciar a un toque chic, cuando llega el momento de dejar los esquís y disfrutar de todas las alternativas de ocio que se extienden más allá de la ladera.

Esta estética, habitual en las estaciones de montaña más prestigiosas como Chamonix o Aspen, también se está dejando ver sobre el asfalto. Y es que se trata de una de las tendencias imperantes del año tras destacar en las colecciones de Óscar de la Renta, Dior, Isabel Marant, Louis Vuitton, Michael Kors, Fendi o Chanel. La clave: utilizar elementos pensados para la nieve o inspirados en la montaña junto a complementos capaces de otorgar glamour a nuestro aspecto.

Así, la estética alpina pasa por jersey cálidos y mimosos al tacto, decorados con grecas y tintes nórdicos o suéteres de ocho; pantalones de líneas cómodas, cinturas altas, y de pana; abrigos de plumas o de pieles; chaquetas con elementos decorativos en pelo o punto; prendas forradas de borrego; o vestidos de lana oversize de líneas desenfadadas, así como todo tipo de accesorios para el frío: cuellos, gorros o coloridas manoplas de punto o aspecto acolchado; grandes orejeras, o gafas para esquiar.

En calzado, esta tendencia se centra en botas grandes forradas de pelo o borrego y botines inspirados en la montaña, pero adaptados a la ciudad con modelos en los que no faltan los tacones.

Siguiendo todas estas pautas firmas como Massimo Dutti o Mango han lanzado colecciones de Après Ski para este otoño-invierno, mientras que otras marcas han optado por introducir sólo elementos puntuales. Lo que está claro, es que vayas o no a esquiar, la moda invernal de este año está inspirada en el mundo alpino. Así, que ya sabes es hora de sacar del armario los gorros de borlas, las grandes bufandas, los pantalones de pana y el añorado anorak.