Medicinas alternativas

 


Reportaje

Tratamientos alternativos para niños hiperactivos

Las terapias alternativas se posicionan como una solución para los niños hiperactivos. Los padres que no quieren medicarlos se reúnen en un foro de Internet para intercambiar sus experiencias y contar los éxitos obtenidos.


Los niños hiperactivos no son sólo niños inquietos y con muchas ganas de jugar. Sus padres deben saber que la hiperactividad es un trastorno psiquiátrico con un marcado origen biológico que sin tratarse puede derivar en fracaso escolar.

Los casos infantiles remiten sin tratamiento en un 30% de las ocasiones. El resto llega a la edad adulta y puede acarrear mayores dificultades. Inadaptación laboral y ansiedad son los más comunes. Pero también depresión, problemas con las drogas y otros más graves derivados de una generalizada inadaptación social.

La hiperactividad suele ir acompañada del déficit de desatención, es el llamado TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Afecta a casi un 4% de la población adulta y de un 8 a un 12% de la infantil, lo que le sitúa como uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes, por encima del trastorno bipolar o la esquizofrenia.

Lo primero es acudir a un psiquiatra para tener un correcto diagnóstico. Lo segundo, seguir una terapia para evitar males mayores. El tratamiento cognitivo-conductual es totalmente inocuo, pero el realizado con determinados fármacos puede llegar a producir efectos secundarios.

Contarlo en Internet

Algunos padres han optado por tratar a sus niños hiperactivos con terapias alternativas con éxito. Las cuentan en blogs como Padres con Alternativas, junto a casos de niños con otras enfermedades y trastornos neuronales.

Una herramienta para niños hiperactivos complementaria a la terapia con psicólogo sería pasear por el campo. Un estudio publicado en el Journal of Attention Disorders asegura que los niños responden mejor a pruebas de concentración y de atención tras caminatas de 20 minutos por la naturaleza. La musicoterapia puede ser muy útil en el déficit de atención, que habitualmente acompaña al de hiperactividad, porque trabaja el cuerpo, la mente y la emoción de forma simultánea.

El yoga es muy beneficioso tanto para el síndrome de hiperactividad como para el de desatención. El éxito de su aplicación está multiplicando los centros de yoga que imparten clases para niños. Algunos padres comentan que su práctica seguida durante varios meses ha permitido que sus niños dejen o reduzcan la ingesta de los remedios farmacológicos. Las técnicas de respiración y de relajación logran calmar la ansiedad y ayudan a la concentración.

Los terapeutas holísticos aseguran que algunos hiperactivos pueden ser consecuencia de la mala asimilación de determinados alimentos. La Asociación Francesa de Medicina Ortomolecular indica que la hiperactividad parece deberse a una "deficiencia alimentaria y metabólica que puede ser compensada. Existen dos problemas ligados a la hiperactividad: una carencia de ácidos grasos esenciales y una sensibilidad a algunos alimentos y aditivos alimentarios".

Enlaces de interés

  •http://padresconalternativas.blogspot.com/


¿Te ha gustado Tratamientos alternativos para niños hiperactivos?

Compártelo en

Más sobre Salud y Bienestar:
Tratamientos alternativos para niños hiperactivos
Publicado el 17/06/2010 en Salud y Bienestar por Susana Aretio
Artículo leído 12814 veces.


Diseño y Desarrollo :      Internet Factory