//Smart Glasses para atender a pacientes

Smart Glasses para atender a pacientes

La tecnología permite a los médicos realizar diagnósticos a distancia.

Main Memory, la compañía de asesoría y servicios en Tecnologías de la Información, ha instalado una red de atención sanitaria en remoto que pretende ahorrar costes y mejorar la relación médico-paciente.

La prueba piloto ha sido desarrollada conjuntamente con SFY y Binari. Estas compañías han desarrollado una tecnología que posibilita a los pacientes que vivan a kilómetros de distancia recibir el diagnóstico especializado de su médico de cabecera o los equipos de emergencias médicas domiciliarias a través de las Smart Glasses.

El facultativo conectará fundamentalmente con las personas que viven en zonas rurales sin necesidad de desplazarse hasta sus domicilios. También está pensado para eventos y actos de gran concurrencia pública donde no todo el personal sanitario cuenta con la misma preparación. Aunque la videollamada puede realizarse con cualquier dispositivo digital, la posibilidad de hacerlo con unas Smart Glasses permite al personal sanitario tener las manos libres para realizar exploraciones y curas mientras transmite video remotamente. De esta forma, desde el centro de emergencia los médicos especialistas pueden dar el apoyo necesario. El modelo de Smart Glasses que incorpora Main Memory a sus proyectos puede ser utilizado fuera de entornos Wifi.

Según el director general de Main Memory, Rubén García, “las posibilidades de este servicio son muy grandes”. Por ejemplo, “si se instala en el centro de atención primaria, los propios médicos pueden conectar con los especialistas y obtener un diagnóstico y una exploración“. Otra aplicación de esta tecnología es lograr que se aceleren los diagnósticos en residencias de ancianos.

El proyecto también se está probando en entornos industriales. De este modo, el equipo de mantenimiento de la empresa puede contactar con especialistas e ingenieros y operar en modo manos remotas, sin tener que esperar desplazamientos y evitar roturas en la línea de producción. La herramienta Haido permite tanto la modalidad manos remotas como la voz entrenada para realizar tareas de mantenimiento preventivo y correctivo.