//The Brandon, un eco-hotel de lujo científico en la Polinesia Francesa

The Brandon, un eco-hotel de lujo científico en la Polinesia Francesa

Ubicado en el increíble Atalón de Tetiaroa aúna la máxima exclusividad con un laboratorio científico y la belleza de uno de los entornos más impresionantes del planeta.

The Brandon es el hotel que convertirá en realidad el sueño del emblemático actor Marlon Brandon: preservar el entorno natural y la cultura del paraíso que le enamoró durante el rodaje de la película “Rebelión a bordo”. Este establecimiento abrirá sus puertas el próximo mes de julio, 10 años después de la muerte del artista, quien adquirió la propiedad en la década de los 60 y construyó un pequeño alojamiento de cinco habitaciones (sin luz, ni agua corriente) para dar a conocer a sus allegados la inigualable belleza de los paisajes de la Polinesia Francesa.

Un proyecto que sólo tiene que ver con el exclusivo resort que se ha levantado en la zona en lo se que refiere a los estrictos criterios ecológicos bajo los que ha sido construido, respetando así los deseos de Brando de salvaguardar el entorno. De este modo, The Brandon cuenta con sistemas de aire acondicionado que funcionan con el agua de mar, desalinizadoras para convertirla en agua potable, paneles solares para cubrir las necesidades energéticas y un grupo electrógeno que funciona con aceite de coco. A ello suma la máxima exclusividad: cada una de sus 35 villas cuenta con una piscina y una terraza con bañera exterior con unas vistas incomparables, en su restaurante se pueden saborear los platos del chef Guy Martin (galardonado con tres estrellas Michelin por su restaurante Le Grand Véfour de París), su spa permite recibir tratamientos tradicionales de la zona, y su oferta de ocio de aventura es de lo más completa con opciones que van desde la bicicleta, el buceo y el kite surf a paseos en canoa y kayak. Con esta descripción todo apunta a que se convertirá en el mayor referente del turismo activo de lujo sostenible.

No obstante, su mayor valor es el escenario. Situado a 55 kilómetros al norte de Tahiti, el Atalón de Tetiaroa está compuesto por 13 islotes en forma de círculo de intensa vegetación selvática y anchas playas de arena blanquecida, situadas en torno a una imponente laguna de aguas azul turquesa, así como por una extensa barrera de coral. Por ello, no es de extrañar que su apertura sea una de las más esperadas de este año.

Además de deleitarse con el maravilloso entorno, los huéspedes podrán acceder a innovadores conocimientos científicos ‘in situ’. Y es que, cumpliendo los deseos del actor, se ha creado un laboratorio de investigación, compuesto por miembros de la Universidad de California en Berkeley, que se encargarán de investigar el ecosistema y velar por la conservación de la rica fauna y flora del atolón. Así, los visitantes podrán interactuar libremente con ellos y descubrir los secretos de este paraíso natural, en el que es posible observar de cerca crías de tiburón limón, un estanque de caballitos de mar, tortugas marinas, ballenas, o multitud de peces y pájaros exóticos. Sin duda, una experiencia única por la que hay que abonar unos 3.000 euros la noche por villa.