//Un mar de cruceros

Un mar de cruceros

Las compañías navieras agudizan la imaginación para ofrecer cruceros temáticos orientados a los intereses de los viajeros, con propuestas que permiten disfrutar en alta mar de aficiones como el golf, la música, experiencias de aventura y mucho más.

Navegar, disfrutar del mar y del sol, pero también de una afición, o un de un interés concreto, es lo que ofrecen los cruceros temáticos, un segmento del turismo cada día más en boga. La oferta de las navieras ya no se centra en los tradicionales viajes para singles, parejas o grupos. El grado de especialización aborda todo tipo de cuestiones, con travesías enfocadas a disfrutar de pasiones como la fotografía, el cine, la gastronomía, el deporte, o la salud.

Entre las tendencias que más fuerza han cobrado están los cruceros musicales. Dentro de este grupo encontramos todo tipo de experiencias: desde embarcaciones donde escuchar la música clásica de compañías de la talla de Reina Elizabeth de Bélgica (apuesta del pasado año de Silversea), a los recorridos centrados en la figura de Elvis Presley (organizados en 2012 y 2013 por Carnival Cruises). Otros de los cruceros más atractivos son los especializados en jazz de Holland America. Debido al éxito de su propuesta, la empresa ha organizado un segundo crucero para 2015 del que ya ha cubierto el 70% de las plazas. Y es que en él se podrá ver a artistas como Natalie Cole, Marcus Miler o Jeff Golub. No obstante, las opciones musicales más numerosas son las basadas en el rock, que son capaces de transformar un barco en el nuevo escenario de los conciertos.

Otro de los enfoques más populares es el de los cruceros de aventura, como los que ofrecen Discovery Voyage, Un-Cruise Adventures, o AdventureSmith Explorations, y en los que se puede practicar actividades como trekking, escalada, esquí o kayak, o explorar los lugares más inhóspitos del mundo.

También en el terreno del turismo activo existe una amplia variedad de travesías para deportistas como el Crucero Caribbean Islands Marathon, que cuenta con carreras en distintos puertos del Caribe hasta completar la distancia de maratón, o el Crucero Baseball Greats de MSC, que permite estar en contacto con emblemáticas figuras de este deporte como Stan Bahnsen o Bob Feller.

Para los amantes de deportes más tranquilos, una de las opciones más elitistas son los cruceros de golf. En ellos, además de practicar a bordo de la embarcación, recibir lecciones de la mano de expertos, probar un simulador o charlar con estrellas de este deporte, no faltan las paradas en tierra firme para jugar unas bolas en los mejores campos de golf del planeta. Azamara Club Cruises junto con PerryGolf, Celebrity, o Silversea Cruises son algunas de las empresas que ofrecen recorridos con actividades enfocadas a golfistas.

Si se busca descansar cuerpo y mente, también existen cruceros enfocados a la búsqueda de la salud y el bienestar. Clases de yoga, consejos de vida saludable, sesiones de nutrición o consultas con especialistas es lo que ofrece MSC, una de las empresas más pioneras en el desarrollo de cruceros temáticos. De hecho, cuenta con un recorrido para perder peso, con un programa ideado por el nutricionista Pierre Dukan y sesiones con entrenadores deportivos, e incluso con un crucero empresarial para hacer networking, que se basa en aunar la formación y los negocios con el ocio sobre las olas.